primer gato
Estimado usuario nuestro sistema lo ubicó en
Deseo cambiarme a ubicación nacional
Estás aquí:

Guía práctica para cuidar a tu primer gato

Cuando te enfrentas a la difícil tarea de cuidar tu primer gato, es posible reconocer que a veces no tenemos idea de cómo hacerlo. Aquí te ayudaremos con los primeros pasos para ser el mejor dueño responsable para tu gato y hacer que esta experiencia tan emocionante sea la mejor para ti y tu nuevo amigo de cuatro patas.

Responsabilidades al adoptar un gato

Al adoptar tu gato estás registrando textualmente tu responsabilidad como padre de mascota. Los gatos aunque son reconocidos por ser animales independientes, necesitarán de ciertos cuidados básicos como lo son la alimentación, aseo y salud, para darles el bienestar que se merecen en nuestro hogar.

Te puede interesar: Antes de adoptar un gato: ¡Ten en cuenta esto!

primer gato-min.jpg

Cuidados básicos para tu primer gato adoptado

Ahora, los cuidados para tu primer peludito son sencillos pero muy importantes. Algunos de los más básicos son:

La salud de tu primer gatito. Te recomendamos visitar a un médico veterinario para conocer el estado de salud de tu gatito. Con él también sabrás de la mano del experto las vacunas y productos adecuados para su edad y necesidades físicas.

Lo que mi primer gatito necesita comer. Los gatos necesitan de una alimentación balanceada para mantenerse saludables, ya que son animales que cambian continuamente de peso. Evita darle a tu gatito tus sobras de comida ya que él necesitará un alimento específico para sus características físicas y tamaño. Esto evitará la aparición de afecciones y problemas de salud.

Higiene y salud para mi primer gatito. Aunque los gatos sean mascotas independientes a la hora de asearse, debemos ayudarlos con su proceso de limpieza, por medio de baños ocasionales y permanente cepillado. Esto lo ayudará a reducir la aparición de bolas de pelos.

primer gato 2-min.jpg

Deja que te expliquemos, las bolas de pelos son un gran problema para los gatitos, ya que pueden quedar en el tracto intestinal, provocando su obstrucción. Para evitar esta molestia existen productos que facilitan la eliminación de bolas de pelos, ayudando así a tu nueva mascota.

La arenera es otro aspecto importante para tu gatito. Recuerda que debe ser cómoda y estar todos los días limpia con una arena especial, para que tú y tu nueva mascota se sientan más cómodos.

Diferencias en el cuidado entre gatos machos y hembras

Las posibles diferencias entre el cuidado de machos y hembras  puede darse por su carácter, ya que los machos tienden a ser algo más juguetones e inquietos que las hembras. Ellos además son menos cariñosos por su naturaleza independiente.

Por otro lado, tanto un gato como una gata sin esterilizar pueden tener comportamientos bastante molestos, debido a sus necesidades hormonales. Aullidos, ronroneos, e incluso, falta de apetito y de sueño son algunos problemas derivados de la época de celo tanto en machos como hembras.

Te puede interesar: Nombres para gatos: ¿cómo escoger el mejor?

Por ello, si no quieres que tu gato tenga camadas lo mejor será esterilizarlo, ya que con esto le ayudas a aliviar esos síntomas del celo y evitas incomodidades tanto para él como para ti.

A modo general, puedes ver que los cuidados para tu gato son sencillos y muy similares a los de cualquier perro. Solo hace falta comprender que cada raza y sexo de gato puede tener unas necesidades de mimo y atenciones diferentes, de acuerdo al grado de independencia que cada uno manifieste.

Guía práctica para cuidar a tu primer gato

Cuando te enfrentas a la difícil tarea de cuidar tu primer gato, es posible reconocer que a veces no tenemos idea de cómo hacerlo. Aquí te ayudaremos con los primeros pasos para ser el mejor dueño responsable para tu gato y hacer que esta experiencia tan emocionante sea la mejor para ti y tu nuevo amigo de cuatro patas.

Responsabilidades al adoptar un gato

Al adoptar tu gato estás registrando textualmente tu responsabilidad como padre de mascota. Los gatos aunque son reconocidos por ser animales independientes, necesitarán de ciertos cuidados básicos como lo son la alimentación, aseo y salud, para darles el bienestar que se merecen en nuestro hogar.

Te puede interesar: Antes de adoptar un gato: ¡Ten en cuenta esto!

primer gato-min.jpg

Cuidados básicos para tu primer gato adoptado

Ahora, los cuidados para tu primer peludito son sencillos pero muy importantes. Algunos de los más básicos son:

La salud de tu primer gatito. Te recomendamos visitar a un médico veterinario para conocer el estado de salud de tu gatito. Con él también sabrás de la mano del experto las vacunas y productos adecuados para su edad y necesidades físicas.

Lo que mi primer gatito necesita comer. Los gatos necesitan de una alimentación balanceada para mantenerse saludables, ya que son animales que cambian continuamente de peso. Evita darle a tu gatito tus sobras de comida ya que él necesitará un alimento específico para sus características físicas y tamaño. Esto evitará la aparición de afecciones y problemas de salud.

Higiene y salud para mi primer gatito. Aunque los gatos sean mascotas independientes a la hora de asearse, debemos ayudarlos con su proceso de limpieza, por medio de baños ocasionales y permanente cepillado. Esto lo ayudará a reducir la aparición de bolas de pelos.

primer gato 2-min.jpg

Deja que te expliquemos, las bolas de pelos son un gran problema para los gatitos, ya que pueden quedar en el tracto intestinal, provocando su obstrucción. Para evitar esta molestia existen productos que facilitan la eliminación de bolas de pelos, ayudando así a tu nueva mascota.

La arenera es otro aspecto importante para tu gatito. Recuerda que debe ser cómoda y estar todos los días limpia con una arena especial, para que tú y tu nueva mascota se sientan más cómodos.

Diferencias en el cuidado entre gatos machos y hembras

Las posibles diferencias entre el cuidado de machos y hembras  puede darse por su carácter, ya que los machos tienden a ser algo más juguetones e inquietos que las hembras. Ellos además son menos cariñosos por su naturaleza independiente.

Por otro lado, tanto un gato como una gata sin esterilizar pueden tener comportamientos bastante molestos, debido a sus necesidades hormonales. Aullidos, ronroneos, e incluso, falta de apetito y de sueño son algunos problemas derivados de la época de celo tanto en machos como hembras.

Te puede interesar: Nombres para gatos: ¿cómo escoger el mejor?

Por ello, si no quieres que tu gato tenga camadas lo mejor será esterilizarlo, ya que con esto le ayudas a aliviar esos síntomas del celo y evitas incomodidades tanto para él como para ti.

A modo general, puedes ver que los cuidados para tu gato son sencillos y muy similares a los de cualquier perro. Solo hace falta comprender que cada raza y sexo de gato puede tener unas necesidades de mimo y atenciones diferentes, de acuerdo al grado de independencia que cada uno manifieste.

Mantente al día con tu mascota

E información de promociones, artículos, bienestar y otros más que universo mascotas tiene para tí.

  • ¿Qué especie de mascota tienes?

    Perro
    Gato
  • Acepto los Términos & condiciones- políticas de privacidad