almohadillas de los perros
Estimado usuario nuestro sistema lo ubicó en
Deseo cambiarme a ubicación nacional
Estás aquí:

Almohadillas de los perros: daños y cuidados

Las almohadillas de los perros, adorables por cierto para los que somos padres de mascotas, son muy importantes para el bienestar de ellos. Estas les permiten resistir los golpes, el calor y les permite equilibrar la temperatura de su cuerpo. Es por ello que es muy valiosa toda la información sobre las enfermedades que desarrollan en esta zona, su tratamiento y las medidas preventivas de estos daños.

Daños y enfermedades comunes de las almohadillas de los perros

Ahora, será conveniente que primero aprendas a identificar las molestias en sus almohadillas o también llamados, pulpejos. Estos son los síntomas más comunes cuando algo no está bien con las almohadillas de tu perro:

    • Cojear o negarse a caminar.
    • Lamerse o morderse las patas, sobre todo por la zona de las almohadillas.
    • Cambio de color en sus almohadillas. Suelen enrojecerse.
    • Aparición ampollas.

perro lame 1-min.jpg

Resequedad: Entre los daños más significativos y evidentes en las almohadillas de los perros está la resequedad. Las causas más comunes de resequedad son:

      • Alergias alimentarías: Si tu perro es alérgico a algunos alimentos puede tener picazón en su patas, haciendo que las lama y muerda, generando grietas y resequedad en las almohadillas.
      • Falta de Zinc.
      • Hongos.
      • Caminar por nieve o calor prolongadamente.

Te puede interesar: Protege a Tu Mascota del Sol de Forma Sencilla

Traumatismos: Otros daños en las almohadillas de nuestros peludos son causados por traumatismos, cortaduras, quemaduras y erosión. Al caminar, correr y en general durante su actividad física podrían lastimar sus almohadillas por fricción y elementos corto-punzantes que terminan dañando sus almohadillas.

Hiperqueratosis: Se cree que esta enfermedad tiene un origen genético y es más común en algunas razas de perros como los Labrador retriever, Dogo de Burdeos y Terrier Irlandés. Consiste en un engrosamiento y rigidez de la capa externa de las almohadillas.

De no cuidarse y desinfectarse las lesiones o fisuras ocasionadas con esta patología, terminan convirtiéndose en infecciones y dificultades para caminar como claudicación o cojera. Esta enfermedad también puede ir acompañada de un crecimiento de las uñas fuera de lo normal.

Epidermólisis ampollar: Esta patología también podría ser consecuencia genética y se presenta comúnmente desde el nacimiento hasta el mes y medio de vida. Genera úlceras en las almohadillas y puede representar los mismos riesgos de infección y otras complicaciones más graves si no se trata a tiempo.

Te puede interesar: ¿Cuánto Vive un Perro Según su Raza?

Tratamiento para las almohadillas dañadas de tu perro

Tan pronto como veas un síntoma de daño en las almohadillas de tu peludo debes asistir al veterinario. Lo más común para tratar los síntomas de las diferentes enfermedades y traumatismos en el uso de desinfectantes tópicos, suero fisiológico para limpiar, toma de antibióticos y lubricantes cutáneos.

En algunos casos, de acuerdo a la profundidad de la herida, se requerirá de sutura o puntos que hagan posible una correcta cicatrización. Luego de este procedimiento se realizará un vendaje para cubrir la herida y evitar roces o contacto con el suelo que infecte o abra nuevamente la herida.

Por otro lado, es muy normal que nuestros peludos quieran lamer sus patas e insistan en retirar la curación o venda que cubre su herida. Es por esto que se podría requerir del uso del collar isabelino, para evitar que se rasgue o termine retirando la venda que cubre su herida.

Todos estos tratamientos son indispensables para evitar complicaciones mayores como las infecciones y lograr la cicatrización correcta de laceraciones, llagas o fisuras. Es importante que sigas las recomendaciones del veterinario para tratar las afecciones en los pulpejos de tu perro, y según el caso, las enfermedades que originan este padecimiento.  

perro lame 1-min.jpg

Recomendaciones para cuidar las almohadillas de tu perro

Luego de conocer las causas principales de los problemas en las almohadillas de tus perros, sería conveniente brindarle los cuidados especiales para tratar estas molestias y prevenir futuras afectaciones:

      • Lleva a tu mascota al veterinario para identificar la razón de la alergia o síntoma. Es posible que necesite un cambio de dieta.
      • Limpia sus almohadillas e hidrátalas con alguna crema o vaselina después de un paseo largo.
      • En climas calientes o muy fríos puedes proteger a tu perro con botitas especiales.
      • En caso de ser necesario coloca zapatos o calcetines especiales para tu perro.

Te puede interesar: ¿Cómo Hacer Que Mi Mascota Viva Más?

Como ya debes suponer, curar una herida en los pulpejos de tu perro no es nada fácil. La fricción a la que estos se ven expuestos al caminar y su hábito de lamer esta área dificultan un rápido tratamiento y cicatrización. Es por ello, que lo mejor es prevenir y brindar los cuidados oportunos para que esta área de su cuerpo se conserve hidratada, limpia y libre de riesgos de elementos que les puedan hacer daño.

 

Almohadillas de los perros: daños y cuidados

Las almohadillas de los perros, adorables por cierto para los que somos padres de mascotas, son muy importantes para el bienestar de ellos. Estas les permiten resistir los golpes, el calor y les permite equilibrar la temperatura de su cuerpo. Es por ello que es muy valiosa toda la información sobre las enfermedades que desarrollan en esta zona, su tratamiento y las medidas preventivas de estos daños.

Daños y enfermedades comunes de las almohadillas de los perros

Ahora, será conveniente que primero aprendas a identificar las molestias en sus almohadillas o también llamados, pulpejos. Estos son los síntomas más comunes cuando algo no está bien con las almohadillas de tu perro:

    • Cojear o negarse a caminar.
    • Lamerse o morderse las patas, sobre todo por la zona de las almohadillas.
    • Cambio de color en sus almohadillas. Suelen enrojecerse.
    • Aparición ampollas.

perro lame 1-min.jpg

Resequedad: Entre los daños más significativos y evidentes en las almohadillas de los perros está la resequedad. Las causas más comunes de resequedad son:

      • Alergias alimentarías: Si tu perro es alérgico a algunos alimentos puede tener picazón en su patas, haciendo que las lama y muerda, generando grietas y resequedad en las almohadillas.
      • Falta de Zinc.
      • Hongos.
      • Caminar por nieve o calor prolongadamente.

Te puede interesar: Protege a Tu Mascota del Sol de Forma Sencilla

Traumatismos: Otros daños en las almohadillas de nuestros peludos son causados por traumatismos, cortaduras, quemaduras y erosión. Al caminar, correr y en general durante su actividad física podrían lastimar sus almohadillas por fricción y elementos corto-punzantes que terminan dañando sus almohadillas.

Hiperqueratosis: Se cree que esta enfermedad tiene un origen genético y es más común en algunas razas de perros como los Labrador retriever, Dogo de Burdeos y Terrier Irlandés. Consiste en un engrosamiento y rigidez de la capa externa de las almohadillas.

De no cuidarse y desinfectarse las lesiones o fisuras ocasionadas con esta patología, terminan convirtiéndose en infecciones y dificultades para caminar como claudicación o cojera. Esta enfermedad también puede ir acompañada de un crecimiento de las uñas fuera de lo normal.

Epidermólisis ampollar: Esta patología también podría ser consecuencia genética y se presenta comúnmente desde el nacimiento hasta el mes y medio de vida. Genera úlceras en las almohadillas y puede representar los mismos riesgos de infección y otras complicaciones más graves si no se trata a tiempo.

Te puede interesar: ¿Cuánto Vive un Perro Según su Raza?

Tratamiento para las almohadillas dañadas de tu perro

Tan pronto como veas un síntoma de daño en las almohadillas de tu peludo debes asistir al veterinario. Lo más común para tratar los síntomas de las diferentes enfermedades y traumatismos en el uso de desinfectantes tópicos, suero fisiológico para limpiar, toma de antibióticos y lubricantes cutáneos.

En algunos casos, de acuerdo a la profundidad de la herida, se requerirá de sutura o puntos que hagan posible una correcta cicatrización. Luego de este procedimiento se realizará un vendaje para cubrir la herida y evitar roces o contacto con el suelo que infecte o abra nuevamente la herida.

Por otro lado, es muy normal que nuestros peludos quieran lamer sus patas e insistan en retirar la curación o venda que cubre su herida. Es por esto que se podría requerir del uso del collar isabelino, para evitar que se rasgue o termine retirando la venda que cubre su herida.

Todos estos tratamientos son indispensables para evitar complicaciones mayores como las infecciones y lograr la cicatrización correcta de laceraciones, llagas o fisuras. Es importante que sigas las recomendaciones del veterinario para tratar las afecciones en los pulpejos de tu perro, y según el caso, las enfermedades que originan este padecimiento.  

perro lame 1-min.jpg

Recomendaciones para cuidar las almohadillas de tu perro

Luego de conocer las causas principales de los problemas en las almohadillas de tus perros, sería conveniente brindarle los cuidados especiales para tratar estas molestias y prevenir futuras afectaciones:

      • Lleva a tu mascota al veterinario para identificar la razón de la alergia o síntoma. Es posible que necesite un cambio de dieta.
      • Limpia sus almohadillas e hidrátalas con alguna crema o vaselina después de un paseo largo.
      • En climas calientes o muy fríos puedes proteger a tu perro con botitas especiales.
      • En caso de ser necesario coloca zapatos o calcetines especiales para tu perro.

Te puede interesar: ¿Cómo Hacer Que Mi Mascota Viva Más?

Como ya debes suponer, curar una herida en los pulpejos de tu perro no es nada fácil. La fricción a la que estos se ven expuestos al caminar y su hábito de lamer esta área dificultan un rápido tratamiento y cicatrización. Es por ello, que lo mejor es prevenir y brindar los cuidados oportunos para que esta área de su cuerpo se conserve hidratada, limpia y libre de riesgos de elementos que les puedan hacer daño.

 

Mantente al día con tu mascota

E información de promociones, artículos, bienestar y otros más que universo mascotas tiene para tí.

  • ¿Qué especie de mascota tienes?

    Perro
    Gato
  • Acepto los Términos & condiciones- políticas de privacidad