infarto o paro cardiaco en perros
Estimado usuario nuestro sistema lo ubicó en
Deseo cambiarme a ubicación nacional
Estás aquí:

¿Cómo detectar un infarto o paro cardiaco en perros?

El infarto o paro cardiaco en perros es una patología menos estudiada en los perros que en los humanos.  Sin embargo, este tiene unas causas, síntomas y consecuencias letales, muy similares a las que ocurren con nosotros. Si quieres saber cómo identificarlo, qué lo ocasiona y qué hacer en caso de que tu perro lo sufra, estás en el lugar correcto.

perro lame 1-min.jpg

¿Cuáles son las causas de infarto o paro cardiaco en perros?

Al igual que en nosotros, un infarto sucede en nuestros perros cuando se bloquean los flujos de sangre. Este bloqueo se genera principalmente por placas de colesterol malo que obstruyen el paso de la sangre por los vasos sanguíneos.

Dicha obstrucción se va aumentando a tal punto que rompe las paredes de los vasos formando coágulos de sangre o trombos que terminan impidiendo del todo el paso de la sangre y ocasionando el infarto.

Ahora, estas obstrucciones de los vasos sanguíneos, causantes del infarto o paro cardíaco en perros se pueden deber a:

  • Cambios hormonales por la edad.

  • Problemas de metabolismo.

  • Inflamación en el sistema circulatorio.

  • Parásitos alojados en los vasos sanguíneos.

  • Exceso de esfuerzo físico y estrés.

  • Aterosclerosis y enfermedad coronaria.

  • Síndrome nefrótico.

  • Vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos).

  • Hipotiroidismo.

  • Infección bacteriana.

  • Tumores.

  • Obesidad.

¿Cómo reconocer si tu perro está sufriendo un infarto o paro cardiaco?

El diagnóstico para los problemas cardíacos, especialmente sobre el infarto, no es tan sencillo de generar en la fase inicial. Esto hace necesario que nosotros como padres de nuestra mascota estemos muy alerta a identificar cualquier síntoma y acudir al veterinario oportunamente para poder tratar a tiempo la enfermedad. Algunos de los síntomas son:

  • Coloración azulada en mucosas, encías y la parte blanca de los ojos.

  • Dificultad para respirar o disnea.

  • Debilidad y fatiga excesiva en trayectos cortos.

  • Letargo.

  • Vómito.

  • Obesidad.

  • Fiebre baja.

  • Cojera.

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

  • Muestra de dolor en la pata izquierda delantera.

  • Colapso.

Te puede interesar: Enfermedades en perros ancianos: ¡todo sobre ellas!

¿Qué debes hacer si a tu perro le está dando un infarto o paro cardiaco?

Tan pronto detectes uno o dos síntomas de los mencionados debes acudir de inmediato al veterinario. Guarda la calma, aleja de tu peludo cualquier objeto que pueda obstruir la ventilación o que signifique un riesgo de ser golpeado mientras el traslado. Es importante que durante la movilización de tu perro hacia la clínica o veterinario se encuentre en un lugar fresco ya que la falta de aire puede complicar aún más la situación.

Es importante que tu reacción sea inmediata y con las precauciones indicadas, ya que de esto depende que tu peludo tenga mayores posibilidades de superar el infarto. En la clínica el especialista podrá medicar a tu peludo con reanimadores cardíacos y todo lo que el necesita para aumentar la oxigenación en la sangre y contrarrestar los efectos del infarto.

Para diagnosticar, se requieren de una serie de exámenes que van desde exámenes de orina y sangre, hasta ecografías, electrocardiogramas y exámenes de ultrasonido.

Posteriormente a que se ha identificado la causa del infarto, debes prestar atención y seguir detalladamente las instrucciones del veterinario. Estas tienes que ver en la mayoría de los casos con una medicación, dieta y controles.

Prevención del infarto y del paro cardiaco canino

Lo mejor para prevenir el infarto es llevar a tu peludo al veterinario, para sus controles periódicos cada 6 meses por lo menos. Debes saber que algunas razas como la bull terrier o Doberman pinscher están predispuestas genéticamente a problemas del corazón, por lo que en ellos los cuidados y controles veterinarios deben ser especiales.

Te puede interesar: La Importancia de la Dieta Balanceada en las Mascotas

perro lame 1-min.jpg

Por otro lado, no olvides que una alimentación balanceada y de alta calidad es esencial para evitar la acumulación del colesterol malo, causante en gran parte del infarto en perros. Una hidratación con agua fresca a libre demanda y una rutina diaria que incluya actividad física, son otras medidas preventivas para que tu mascota disminuya el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Te puede interesar: Rutinas saludables para perros, ¿por qué son tan importantes?

Ahora, si ya has notado alguna señal de alarma de las que te hemos mencionado, tendrás que contar al veterinario sobre la aparición de los síntomas y así se podrán realizar exámenes físicos completos dando mayor atención al sistema cardiovascular de tu mascota. En cualquier caso, nunca debes subestimar cualquiera de estas señales, un chequeo a tiempo puede salvar la vida de tu amigo.

 

¿Cómo detectar un infarto o paro cardiaco en perros?

El infarto o paro cardiaco en perros es una patología menos estudiada en los perros que en los humanos.  Sin embargo, este tiene unas causas, síntomas y consecuencias letales, muy similares a las que ocurren con nosotros. Si quieres saber cómo identificarlo, qué lo ocasiona y qué hacer en caso de que tu perro lo sufra, estás en el lugar correcto.

perro lame 1-min.jpg

¿Cuáles son las causas de infarto o paro cardiaco en perros?

Al igual que en nosotros, un infarto sucede en nuestros perros cuando se bloquean los flujos de sangre. Este bloqueo se genera principalmente por placas de colesterol malo que obstruyen el paso de la sangre por los vasos sanguíneos.

Dicha obstrucción se va aumentando a tal punto que rompe las paredes de los vasos formando coágulos de sangre o trombos que terminan impidiendo del todo el paso de la sangre y ocasionando el infarto.

Ahora, estas obstrucciones de los vasos sanguíneos, causantes del infarto o paro cardíaco en perros se pueden deber a:

  • Cambios hormonales por la edad.

  • Problemas de metabolismo.

  • Inflamación en el sistema circulatorio.

  • Parásitos alojados en los vasos sanguíneos.

  • Exceso de esfuerzo físico y estrés.

  • Aterosclerosis y enfermedad coronaria.

  • Síndrome nefrótico.

  • Vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos).

  • Hipotiroidismo.

  • Infección bacteriana.

  • Tumores.

  • Obesidad.

¿Cómo reconocer si tu perro está sufriendo un infarto o paro cardiaco?

El diagnóstico para los problemas cardíacos, especialmente sobre el infarto, no es tan sencillo de generar en la fase inicial. Esto hace necesario que nosotros como padres de nuestra mascota estemos muy alerta a identificar cualquier síntoma y acudir al veterinario oportunamente para poder tratar a tiempo la enfermedad. Algunos de los síntomas son:

  • Coloración azulada en mucosas, encías y la parte blanca de los ojos.

  • Dificultad para respirar o disnea.

  • Debilidad y fatiga excesiva en trayectos cortos.

  • Letargo.

  • Vómito.

  • Obesidad.

  • Fiebre baja.

  • Cojera.

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

  • Muestra de dolor en la pata izquierda delantera.

  • Colapso.

Te puede interesar: Enfermedades en perros ancianos: ¡todo sobre ellas!

¿Qué debes hacer si a tu perro le está dando un infarto o paro cardiaco?

Tan pronto detectes uno o dos síntomas de los mencionados debes acudir de inmediato al veterinario. Guarda la calma, aleja de tu peludo cualquier objeto que pueda obstruir la ventilación o que signifique un riesgo de ser golpeado mientras el traslado. Es importante que durante la movilización de tu perro hacia la clínica o veterinario se encuentre en un lugar fresco ya que la falta de aire puede complicar aún más la situación.

Es importante que tu reacción sea inmediata y con las precauciones indicadas, ya que de esto depende que tu peludo tenga mayores posibilidades de superar el infarto. En la clínica el especialista podrá medicar a tu peludo con reanimadores cardíacos y todo lo que el necesita para aumentar la oxigenación en la sangre y contrarrestar los efectos del infarto.

Para diagnosticar, se requieren de una serie de exámenes que van desde exámenes de orina y sangre, hasta ecografías, electrocardiogramas y exámenes de ultrasonido.

Posteriormente a que se ha identificado la causa del infarto, debes prestar atención y seguir detalladamente las instrucciones del veterinario. Estas tienes que ver en la mayoría de los casos con una medicación, dieta y controles.

Prevención del infarto y del paro cardiaco canino

Lo mejor para prevenir el infarto es llevar a tu peludo al veterinario, para sus controles periódicos cada 6 meses por lo menos. Debes saber que algunas razas como la bull terrier o Doberman pinscher están predispuestas genéticamente a problemas del corazón, por lo que en ellos los cuidados y controles veterinarios deben ser especiales.

Te puede interesar: La Importancia de la Dieta Balanceada en las Mascotas

perro lame 1-min.jpg

Por otro lado, no olvides que una alimentación balanceada y de alta calidad es esencial para evitar la acumulación del colesterol malo, causante en gran parte del infarto en perros. Una hidratación con agua fresca a libre demanda y una rutina diaria que incluya actividad física, son otras medidas preventivas para que tu mascota disminuya el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Te puede interesar: Rutinas saludables para perros, ¿por qué son tan importantes?

Ahora, si ya has notado alguna señal de alarma de las que te hemos mencionado, tendrás que contar al veterinario sobre la aparición de los síntomas y así se podrán realizar exámenes físicos completos dando mayor atención al sistema cardiovascular de tu mascota. En cualquier caso, nunca debes subestimar cualquiera de estas señales, un chequeo a tiempo puede salvar la vida de tu amigo.

 

Mantente al día con tu mascota

E información de promociones, artículos, bienestar y otros más que universo mascotas tiene para tí.

  • ¿Qué especie de mascota tienes?

    Perro
    Gato
  • Acepto los Términos & condiciones- políticas de privacidad