torsión gástrica en perros
Estimado usuario nuestro sistema lo ubicó en
Deseo cambiarme a ubicación nacional
Estás aquí:

Torsión gástrica en perros: ¡común y letal!

La torsión gástrica en perros es una silenciosa y frecuente enfermedad que afecta principalmente a razas de perros grandes y algunos medianos, que pueden ocasionar la muerte.

perro lame 1-min.jpg

Te invitamos a conocer en qué consiste y cómo puedes detectar esta enfermedad en tu mascota antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué es la torsión gástrica en perros?

La torsión gástrica en caninos es un movimiento de estómago que se dilata y gira, obstruyendo la boca del estómago. Esta condición puede ocasionarle la muerte al perro, por lo que es importante trabajar en la prevención de esta condición.

Aunque es una enfermedad que puede llegar afectar a todos los perros, hay razas que pueden ser más vulnerables a sufrir esta enfermedad. Como  lo son: los perros de razas grandes, los Cocker y perros con pecho ancho y abdomen contraído.

Te puede interesar: ¿Qué hacer ante los casos de vómito de los perros?

¿Qué sucede al estómago del perro?

Durante una torsión gástrica, los ligamentos del estómago del perro no pueden soportar la dilatación estomacal, ello provoca que su estómago se tuerza sobre su eje.

En condiciones normales, el estómago de tu peludo vacía su contenido por sus propios mecanismos fisiológicos pero, en este caso, tu perro no será capaz de descargar el contenido y el estómago se empezará a dilatar.

Como consecuencia de lo anterior, el perro intentará vomitar para expulsar el contenido del estómago y este, por las contracciones,  acaba girando sobre sí mismo, obstruyendo completamente los orificios que lo conectan con el esófago y el intestino.

Al provocarse dicha torsión, las arterias, las venas y los vasos sanguíneos del aparato digestivo de tu perro,  se comprimen y, por ende, se interrumpe de la circulación sanguínea y algunos órganos que la momento, dejan de funcionar.

La torsión gástrica en perros es una enfermedad grave,  si no se trata a tiempo puede provocar la muerte del animal.

Te puede interesar: nvenenamiento en perros: ¿cómo identificarlo y cómo tratarlo?

Causas de la torsión gástrica en perros

La torsión gástrica puede ser producida por una serie de factores como:

  • Ejercicio y movimientos bruscos o giros después de haber comido o tomado mucha agua.

  • Predisposición genética

  • Predisposición anatómica (razas grandes o con pecho profundo)

  • Ingesta excesiva de alimento o agua.

  • Dificultad para eliminar todos los gases de forma rápida y continuada.

Síntomas de la torsión gástrica en perros

La torsión gástrica puede identificarse fácilmente debido a sus síntomas bastante detectables, como lo son: 

  • Nerviosismo 

  • Dolor al moverse 

  • Abdomen hinchado y duro.

  • Dificultad para respirar

  • Babea constantemente

NOTA: si alguno de estos síntomas se presenta en tu perro debe llevarse inmediatamente al veterinario, preferiblemente clínica veterinaria con atención 24 horas, ya que al no ser tratado a tiempo esta condición puede ser mortal.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las causas por las que un perro se queja constantemente?

Consecuencias de la torsión gástrica en perros

De no ser tratada a tiempo la torsión gástrica en perros, puede ocasionar a tu peludo diferentes complicaciones, entre ellas:

  • Disfunción múltiple orgánica

  • Compresión y perforación de la pared estomacal

  • La muerte del can

¿Qué hacer si a tu perro le da una torsión gástrica?

Si tu perro muestra los síntomas propios de una torsión gástrica es fundamental que lo lleves al veterinario al momento, ya que los minutos en este caso son vitales para el tratamiento que el profesional debe seguir con tu mascota.

Recuerda, en caso de torsión gástrica ¡Cada minuto cuenta!

Tratamiento en caso de torsión gástrica en perros

Primero que nada, debes saber que, no existen remedios caseros o trucos que puedas aplicar para mejorar la condición de tu mascota.

Ante una situación de torsión gástrica en perros  se debe acudir directamente al veterinario de forma inmediata, ya que se trata de una urgencia en la que se pone en juego la vida de tu mejor amigo.

 

perro lame 1-min.jpg

 

Ahora…

  • Procura manejarlo con cuidado hasta llegar a tu veterinario. Trata  de impedir que se mueva demasiado.

  • Una vez en la clínica, el veterinario deberá sedar al can y le administrarán fluidos y antibióticos vía intravenosa.

  • Luego entonces,  procederá a extraer el contenido del estómago del perro mediante una sonda orogástrica a través de la boca. Con este proceso se logra  descomprimir el estómago y posterior a ello se realizará un lavado gástrico.

  • En caso de no poder  utilizar la sonda, se trocarizará el estómago, esto quiere decir que, se perforará la pared abdominal con una broca o aguja.

  • Finalmente, el veterinario llevará a cabo una cirugía, en la cual se fijará el estómago a la pared costal (gastropexia), ello para reducir el riesgo de otra torsión gástrica futura en tu peludo.

Cuando la dilatación y torsión gástrica se llega a  tratar en etapas tempranas, es decir en las primeras horas, el pronóstico suele ser favorable.

Pero cabe destacar que, si ha empezado a ocurrir necrosis, la tasa de mortalidad en perros es considerablemente alta incluso después de la cirugía.

Los perritos que logran  superar las 48 horas posteriores a la cirugía,  suelen tener muy buenas probabilidades de sobrevivir.

¡No arriesgues la vida de tu peludo con remedios casero ni medicándolo por tu cuenta! Acude siempre con un profesional.

Mantente al día con tu mascota

E información de promociones, artículos, bienestar y otros más que universo mascotas tiene para tí.

  • ¿Qué especie de mascota tienes?

    Perro
    Gato
  • Acepto los Términos & condiciones- políticas de privacidad