• Universo Mascotas

Cómo saber si mi gato tiene depresión y cómo tratarla


Tras la pandemia por Covid-19, muchas de las familias en Colombia con gatos en casa, han llegado a consulta con su veterinario de confianza por algunos signos que podrían revelar problemas psicológicos. Por eso, si eres el humano de un felino y has notado algunos cambios en su comportamiento, hoy en Universo Mascotas, te diremos cómo saber si tu gato tiene depresión y cómo tratarla.


Te puede interesar: ¿Por qué tu gato rocía?


Síntomas para saber si mi gato tiene depresión


Los gatos también pasan por etapas complicadas como los humanos y, a menudo, no pueden expresarse. De hecho, evidentemente los gatos son menos cálidos y más reservados, en comparación con los perros, por lo que el trabajo del padre de la mascota y del veterinario, para identificar la depresión felina se vuelve un poco más intenso.


Sin embargo, si es posible reconocer precozmente si un gato tiene depresión, a través de algunos signos o síntomas como:



Fisonomía abatida.

Bipolaridad.

Sueño excesivo.

Desánimo e indisposición.

Falta de apetito, y, en consecuencia, sufre una pérdida de peso severa.

Comportamiento atípico.

Apatía en relación a las actividades que practica en su día a día.

Pérdida de la voluntad en todo lo que hacía antes, aislándose en algún lugar de la casa.

Si notas cualquiera de estos signos, lo más recomendable es consultar con tu veterinario de confianza. Ya que, si tu gato tiene depresión, no solo se verá afectado psicológicamente.


Te puede interesar: Tips para viajar con gatos


Trastornos físicos y psicológicos


Entre los posibles trastornos físicos y psicológicos que pueden surgir cuando un gato tiene depresión, también enumeramos que:

El felino se comporta de forma más asustadiza y agresiva como estrategia defensiva, para deshacerse de familiares y terceros a medida que se acercan.

Astuto y hablador son otras características que desarrolla, maullando más de lo habitual.


Causas por las que un gato tiene depresión


Los gatos son sensibles a los cambios bruscos, ya sean ambientales o rutinarios. Así que, existen algunos desencadenantes por los que tu felino reaccione negativamente, como:


Cambios de residencia

Cambiar de residencia repentinamente, es perjudicial para la salud emocional de tu gato. La adaptación es un proceso largo, ya que extrañará su antiguo hogar. Y esto resulta en una tristeza alarmante que puede provocar depresión en el gato.


Estrés y nerviosismo

Estos son otros dos factores desencadenantes que podrías notar si tu gato tiene depresión. Cuando vive en un ambiente conflictivo, ruidoso, con gente impaciente, tu gato se sentirá estresado y nervioso.


Pérdida de alguien querido

Igualmente, la muerte de un ser querido también es un detonante depresivo, sobre todo si hubo mucho intercambio de afecto y atención entre el gato y su humano.


Te puede interesar: ¿Convivencia entre un perro y un gato adoptado?


Falta de atención

La falta de atención también hace que tu mascota se sienta mal. Por eso, al adoptar un gato, recuerda siempre que tu minino también necesita todos los cuidados necesarios para sobrevivir. Además, mucho amor, cariño y atención.


Tratamiento para un gato con depresión


Con la ayuda de un veterinario, es posible que puedas revertir la condición depresiva de tu gato. En algunos casos, el amor y la atención no son suficientes. Existen medicamentos alopáticos y homeopáticos por los que puedes consultar a tu veterinario, si tu gato tiene depresión.


Otra gran ayuda, puede ser adoptar otro gato, ya que esto puede beneficiar al gato deprimido, porque ambos compartirán el mismo espacio, evitando así momentos de soledad y profunda tristeza.


Cómo prevenir la depresión felina


La depresión felina es una enfermedad relativa, que depende mucho del comportamiento y las condiciones que el humano le dé a su gato. La calma, la atención y un ambiente cariñoso, que además satisfaga las necesidades físicas de la mascota, son acciones preventivas en el desarrollo de esta enfermedad.


Te puede interesar: Las mejores marcas de alimento para gatos


Por último, debes saber que si tu gato tiene depresión, debes prestarle atención y siempre apoyarte en el concepto de un veterinario o etólogo (especialista en el comportamiento animal), que te de una guía para ayudar a tu amigo felino a salir de la enfermedad.


Si te gustó este blog, compártelo y síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.



84 views

Recent Posts

See All