• Universo Mascotas

¿Convivencia entre un perro adoptado y un gato?



Muchas familias en Colombia toman la decisión de darle la bienvenida a un perro a su hogar, y es normal que si ya tienes otra mascota en casa, como un gato, esta situación te ponga algo nervioso, ya que te puedes preguntar: ¿Van a adaptarse fácilmente? ¿Serán amigos? ¿Realmente puede existir una buena convivencia entre un perro adoptado y un gato? Bueno para resolver estas dudas, sigue leyendo ¡En Universo Mascotas te diremos cómo hacer más sencillo este momento!


Te puede interesar: Cuáles son las mejores marcas de alimento para perros


¿Los perros y gatos no se llevan bien?

¡Ten la seguridad de que no todos los perros y gatos se persiguen como en los dibujos animados de Tom y Jerry! La convivencia entre un perro adoptado y un gato puede ser buena, de hecho, pueden vivir muy felices juntos, y hasta convertirse en los mejores amigos.


Cómo presentar un perro adoptado y un gato

El mejor consejo que te podemos dar para presentar a un perro adoptado y un gato es hacerlo de forma lenta y tranquila, para ayudar a cada mascota a coexistir en sus propios términos.

Tips para la convivencia entre un perro adoptado y un gato

1. ¡Revisa que tu gato esté bien!

Antes de llevar a tu nuevo perro a casa, asegúrate de que tu gato esté bien y en óptimas condiciones. Si se siente mal por alguna razón, esto puede aumentar la ansiedad que pueda tener frente a esta situación. Y si tienes una gata en estado de embarazo, debes saber que no es el momento ideal para un nuevo compañero, ya que, podría estar más protectora con su entorno y menos tolerante a cualquier cambio.


Te puede interesar: ¿Es malo dar comida casera a los perros?


2. Asegúrate de que tu gato tenga un área segura

Antes de presentar a un perro adoptado y un gato, debes tener la certeza de que el gato tenga un área segura a la que pueda retirarse. Esto porque el instinto natural de un gato es mirar desde lo alto, ya que le permite escapar de cualquier peligro percibido y evaluar la amenaza desde una posición segura.


3. Permite que tu gato olfatee cosas del perro antes de presentarlos

Unos días antes de la llegada de tu perro adoptado, cambia parte de la ropa de cama de tu gato por la de tu perro. Esto le permitirá olfatear sus cosas, antes del gran "encuentro".


4. Mantenlos en habitaciones separadas

Ubicar a tu perro y a tu gato en habitaciones separadas antes de presentarlos, es una forma en la que puedes hacer que se acostumbren a los nuevos olores y sonidos de la casa.


5. Permite que el perro explore la casa

Para empezar, permite que tu perro adoptado explore la casa sin compañía del gato. Esto, teniendo en cuenta, que a los gatos les gusta marcar su territorio, frotarse contra las patas de los muebles u otras superficies horizontales y, tu perro con su nariz súper sensible, podrá detectar dónde ha estado tu gato, lo que facilitará la presentación.


Te puede interesar: Comida especial para perros según su edad


6. Utiliza feromonas como las de los difusores Feliway y Adaptil

Una buena idea es usar los difusores ADAPTIL y FELIWAY en casa, durante el periodo de adaptación de las mascotas. Esto ayudará a que exista una buena convivencia entre un perro adoptado y un gato, además de hacer que ambos se sientan confiados y seguros con el otro.


7. Respeta el espacio de tu gato

Asegúrate de que el alimento y la caja de arena de tu gato no sean accesibles para el perro. Los perros y los gatos son animales muy curiosos, pero a los gatos no les gusta compartir sus cosas, ¡Así que no les agradará que un perro se entrometa!


8. Ten a tu perro con collar en el momento de presentarlo con el gato

Ponerle una correa al perro cuando hagas las primeras presentaciones, te ayudará a controlar la situación. Esta técnica, es una gran ayuda para mantener desde el inicio una buena convivencia entre un perro adoptado y un gato.


9. No los obligues a ser amigos inmediatamente

¡No intentes apresurarlos para que se conviertan en amigos! Puede que les lleve tiempo sentirse cómodos entre ellos, pero cuando las cosas vayan en la dirección correcta, puedes comenzar a permitirles que pasen un tiempo solos.


Por último, recuerda que el proceso de adaptación entre un perro adoptado y un gato, requerirá entrenamiento diario, disciplina, tiempo y paciencia.

Si te gusto este blog, compártelo y síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

224 views

Recent Posts

See All