Categoría: Salud en gatos

Cómo hacer a tu gato feliz ¡Aquí te lo decimos!

¿Eres un verdadero cat lover y quieres asegurarte de hacer a tu gato feliz? ¡Sigue leyendo y toma nota! En Universo Mascotas te daremos los mejores consejos para ello.Ya sea que tengas un nuevo gato en la familia, o solo quieras asegurarte de hacer feliz a tu actual compañero felino, a continuación te daremos una lista de todos los elementos esenciales que tu gatito necesita para ser feliz y estar saludable.

Te puede interesar: Mejores marcas de alimento para gato ¡Te decimos cuáles son!

Checklist para hacer a tu gato feliz

 

1. Dale una experiencia de restaurante de 5 estrellas

 

Observa muy bien a tu gato, y dale su comida y bebida en un plato que le guste y lo haga sentir cómodo. Además, recuerda limpiar su comedero y bebedero a diario (a nadie le gusta comer de un plato sucio).Por otro lado, recuerda que a los gatos les encantan las rutinas, por eso, es ideal que su desayuno y su cena, se la sirvas en horas similares en un lugar tranquilo y sin ruidos.Además, a los felinos les encanta disfrutar de un bocadito durante el día. Así que, si lo dejas solo en casa, asegúrate de dejarle comida seca o una golosina escondida en un comedero de rompecabezas o juguete interactivo. Esto asegurará que sus barriguita se mantenga llena.TIP: ¡A los gatos no les gusta compartir su alimento! Si tienes varios gatos, asegúrate de que todos tengan sus propios comederos.Sigue estos pasos y seguramente tendrás en casa un gato feliz que te dará las gracias con sus particulares ronroneos.

2. Haz que disfrute tomar agua

 

Es posible que hayas notado que tu gato bebe regularmente agua de varios lugares extraños, como: la manguera del jardín, una maceta afuera, o el inodoro ¡Pero no de su bebedero!
¿La razón? Los gatos son quisquillosos. Si el agua en su tazón está ligeramente rancia, el sabor no será del todo correcto. Piensa en ello como un buen vino que se estropea, o peor….. Café frío.

Te puede interesar: Qué alimento debe comer mi gato castrado

Así que, ahórrale la vergüenza de obtener su requerimiento diario de agua del inodoro cambiándola regularmente, y por su puesto, manteniéndola separada de su bandeja de arena.Sin embargo, si notas que aún no le llama la atención tomar agua del bebedero, prueba algunas alternativas, como un fuente de agua para gatos ¡seguro le encantará a tu minino! (Los gatos aman el agua que está en movimiento), y además, las fuentes también purifican el agua, mejorando el sabor y los beneficios del agua para la salud de tu gato.

3. Crea un espacio acogedor y cómodo para su siesta

 

¿Tu gato es experto en dormir? Por lo general, los gatos pasan en promedio alrededor de 18 a 20 horas por día durmiendo su siesta. Para hacer a tu gato feliz mientras disfruta de su descanso, haz que se relaje y que tenga un espacio privado, seguro y tranquilo para dormir.Prepara su camita y muchas mantas de sus favoritas. Las camas tipo iglú con lados altos o techo, son preferidas por los mininos, porque los ayudan a sentirse seguros y protegidos.

4. Diseña un lugar recreativo para tu gato

 

Como muchos saben, a los gatos les encanta rascar. Por eso, si no tienen un poste de rascado adecuado, encontrarán algo más para hacerlo, por ejemplo: tus muebles favoritos.

 

5. Ubica estratégicamente su caja de arena

 

Cuando se trata de hacer sus negocios, los gatos tienen requisitos similares a los de los humanos. Un espacio privado, tranquilo y alejado de los lugares en los que duermen, comen y beben. No hay mucho que pedir, ¿verdad?
Para tener un gato feliz, debes tener en cuenta que la bandeja de arena debe tener al menos 1 1/2 veces la longitud del gato. Si es demasiado pequeña, tu gato puede negarse a usarla.
Te puede interesar: Tips para viajar con gatos: Disfruta pasear con tu mascota
Tu gatito también necesita ayuda cuando se trata de limpiar su baño privado. Así que, crea el hábito de desocupar y limpiar normalmente la bandeja de arena de tu gato una vez al día, y más a fondo una vez a la semana.

6. Tengan viajes con estilo

 

Un transportín para gatos es una necesidad para cualquier viaje en el que te embarques con tu gato fuera de casa.Por su seguridad y la tuya (¿has visto sus garras?), es importante contenerlas mientras viajas. Un transportín seguro para gatos hará esto y también proporcionará un espacio seguro en el que puedan relajarse. No quieres que tu gatito se sienta demasiado encerrado, así que asegúrate de que tenga una gran cantidad de espacio cuando esté dentro del transportín.

7. Ten un tiempo de juego con tu gato

 

Los gatos son criaturas reales de ocio, ciertamente no corren por el jardín como sus rivales caninos. Pero eso no significa, que no disfruten jugando ¡A tu gatito le encanta ser estimulado mentalmente!El tiempo de juego ayudará a tu gato a desarrollar su coordinación de ojos a patas, practicar sus habilidades de supervivencia, y de paso será el tiempo perfecto para fortalecer su vínculo contigo.Prueba a tener sesiones de juego con tu gato varias veces al día: ¡Pronto descubrirás sus juegos favoritos!Y no te sorprendas si cada juego solo dura unos minutos. Los gatos tienen una capacidad de atención corta, por lo que es perfectamente normal que se alejen justo cuando estás perfeccionando tu técnica de agitación de varitas.

8. Usa Feliway y mantén a tu gato feliz

 

¿Qué situaciones te ponen nervioso? ¿El tráfico, llegar tarde al trabajo, olvidar tu billetera o tus llaves en la casa? Los gatos tienen preocupaciones similares, aunque no es su billetera. Los gatos experimentan desafíos diarios que entran en conflicto con sus necesidades naturales. Y como resultado, pueden frustrarse y mostrar signos como rociar, orinar, rascarse y hasta esconderse.
Millones de dueños de gatos en todo el mundo han notado una diferencia en su gato después de usar las feromonas para gatos FELIWAY.
Ya sea que se trate de pasar más tiempo con la familia o simplemente para ayudar a mantenerlo feliz y juguetón, FELIWAY fortalecerá y protegerá la relación especial que tienes con tu gato, creando un ambiente amoroso, seguro y tranquilo para él.
Identifica dónde pasa la mayor parte del tiempo tu gato, luego simplemente conecta el Difusor FELIWAY CLASSIC en ese lugar y déjalo encendido las 24/7 para asegurar un flujo continuo de FELIWAY CLASSIC, permitiéndote a ti y a tu gato ser felices juntos.

 

¿Cómo saber si mi gata está embarazada? ¡Descúbrelo aquí!

¿Sospechas que tu gata está embarazada? Esta es una pregunta que muchos padres de mascota en Colombia se hacen al notar ciertos cambios en el comportamiento de su amiga felina, tras haberla dejado salir de casa. Así que, si te estás preguntando ¿Cómo saber si mi gata está embarazada? Aquí en Universo Mascotas, te ayudaremos a confirmar o no el embarazo de tu minina.

Te puede interesar:¿Por qué tu gato rocía?

Desde qué edad mi gata puede quedar embarazada

 

Tras el primer celo, que ocurre entre el quinto y el noveno mes de edad, tu gata ya está en condiciones de quedar embarazada, y es normal que tenga el instinto de buscar un macho para reproducirse.

Síntomas de que mi gata está embarazada

 

Si tu gata no está esterilizada y se escapó de casa, dio un paseo por la ciudad o fue visitada por un gato vecino, es posible que haya quedado embarazada sin que tú lo sepas. Por eso, a continuación te diremos 5 comportamientos para que reconozcas cuando tu gata está embarazada.

Te puede interesar: Tips para viajar con gatos

Si tu gata está embarazada, en las primeras semanas será difícil identificar signos claros. Debido a que los gatos son animales discretos y tienden a ocultar algunas cosas, como un embarazo, una enfermedad o una incomodidad.A pesar de esto, durante el embarazo de tu gata, se producirán cambios hormonales en su cuerpo, y es posible que notes algunos diferentes comportamientos, como:

1. Apatía

 

Cuando una gata está embarazada, es posible que tu sea más apática, tranquila y desanimada para jugar. Además puedes notar que dormirá más de lo habitual, y también permanecerá acostada y descansando la mayoría del tiempo.

2. Falta de apetito

 

Es natural que algunos si tu gata está embarazada, no quiera comer y rechace el concentrado durante unos días. Sin embargo, a medida que avanza el embarazo, es probable que vuelva a comer con normalidad. Por eso, es importante vigilarla para que esté siempre bien alimentada.Si la falta de apetito dura más de dos días, acude al veterinario para que te oriente sobre cómo hacer para que coma mejor, ya que una gata preñada necesita tener una buena nutrición para tener un embarazo seguro.

3. Agresividad

 

La incomodidad del embarazo y los cambios hormonales, suelen hacer que las gatas sean más agresivas y nerviosas. Así que, podrás notar que si te acercas para acariciarla, ella se esconderá rápidamente.También es normal que se aísle un poco, evitando la interacción con los miembros de la familia.
Te puede interesar: ¿Convivencia entre un perro y un gato adoptado?

4. Está más cariñosa

 

A diferencia de la mayoría de gatas en embarazo que se ponen nerviosas, algunas tienen la costumbre de volverse más cariñosas durante esta etapa. Si ese es el caso de tu gatita, se acostará más en tu regazo, frotará su cuerpo entre tus piernas y te hará más compañía.

5. Cambios en el cuerpo

 

Por otro lado, si no has notado ninguna diferencia en el comportamiento habitual de tu gata, pero has comenzado a notar que su vientre está abultado o su vulva es más grande de lo normal, es posible que el embarazo ya esté más avanzado, alrededor de las 4 semanas.Y también es en esta etapa cuando los pezones se vuelven más hinchados, más grandes de lo habitual y más rosados, lo que indica la preparación del cuerpo para la lactancia.Si ha notado alguno de los síntomas anteriores, es posible que su gata esté embarazada. Sin embargo, también es importante que sepas que estos signos son muy similares a los síntomas de varias enfermedades, por lo que nunca debes confiarte y siempre acudir a tu veterinario de confianza.

Síntomas anormales a los que prestar atención

 

Si hay algún problema con el embarazo de tu gata, es posible que tenga otros signos menos comunes, a los que debes prestar atención. Mira cuáles son:

● Vómitos y diarrea.

● Sangrado vaginal.

● Desmayo.

● Fiebre.

● Pérdida de peso.

● Liberación de un líquido verdoso durante el parto.

Si notas alguno de estos signos, llama inmediatamente a un veterinario para verificar el problema y tomar las medidas necesarias.

Qué hacer si sospecho que mi gata está embarazada

 

Si notas estos cambios en el comportamiento de tu gata, consulta a un veterinario de inmediato. El podrá realizar algunos de los exámenes clínicos para asegurarse del embarazo y para ver si todo está bien con tu gata.De hecho podrá hacer una ecografía, para comprobar el estado de gestación y para darte algunos consejos médicos y cuidados que debes tener en cuenta si tu gata está embarazada.Y cuando ya te hayan confirmado que tu gata está embarazada, prepara un ambiente confortable en casa para que pueda descansar, tanto durante el embarazo, como durante la lactancia. Y no olvides que es importante que los gatitos se queden con su madre al menos hasta el destete, que ocurre alrededor de los 1,5 a 2 meses.

Te puede interesar: Las mejores marcas de alimento para gatos

Cuánto dura el embarazo de una gata

 

Ahora que sabes si tu gata está embarazada, necesitas comprender un poco mejor esta nueva fase para poder brindarle todo su apoyo. Recuerda que, al igual que para las mujeres, el embarazo es un período sensible que requiere cuidados especiales.La gestación de las gatas dura unos 65 días. En otras palabras, en dos meses puedes prepararte para el nacimiento de los gatitos.
Si te gustó este blog, compártelo y síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

Cómo saber si mi gato tiene depresión y cómo tratarla

Tras la pandemia por Covid-19, muchas de las familias en Colombia con gatos en casa, han llegado a consulta con su veterinario de confianza por algunos signos que podrían revelar problemas psicológicos. Por eso, si eres el humano de un felino y has notado algunos cambios en su comportamiento, hoy en Universo Mascotas, te diremos cómo saber si tu gato tiene depresión y cómo tratarla.


Te puede interesar:¿Por qué tu gato rocía?

Síntomas para saber si mi gato tiene depresión

 

Los gatos también pasan por etapas complicadas como los humanos y, a menudo, no pueden expresarse. De hecho, evidentemente los gatos son menos cálidos y más reservados, en comparación con los perros, por lo que el trabajo del padre de la mascota y del veterinario, para identificar la depresión felina se vuelve un poco más intenso.
Sin embargo, si es posible reconocer precozmente si un gato tiene depresión, a través de algunos signos o síntomas como:

● Fisonomía abatida.

● Bipolaridad.

● Sueño excesivo.

● Desánimo e indisposición.

● Falta de apetito, y, en consecuencia, sufre una pérdida de peso severa.

● Comportamiento atípico.

● Apatía en relación a las actividades que practica en su día a día.

● Pérdida de la voluntad en todo lo que hacía antes, aislándose en algún lugar de la casa.

Si notas cualquiera de estos signos, lo más recomendable es consultar con tu veterinario de confianza. Ya que, si tu gato tiene depresión, no solo se verá afectado psicológicamente.


Te puede interesar: Tips para viajar con gatos

Trastornos físicos y psicológicos

 

Entre los posibles trastornos físicos y psicológicos que pueden surgir cuando un gato tiene depresión, también enumeramos que:El felino se comporta de forma más asustadiza y agresiva como estrategia defensiva, para deshacerse de familiares y terceros a medida que se acercan.Astuto y hablador son otras características que desarrolla, maullando más de lo habitual.

Causas por las que un gato tiene depresión

 

Los gatos son sensibles a los cambios bruscos, ya sean ambientales o rutinarios. Así que, existen algunos desencadenantes por los que tu felino reaccione negativamente, como:

Cambios de residencia

 

Cambiar de residencia repentinamente, es perjudicial para la salud emocional de tu gato. La adaptación es un proceso largo, ya que extrañará su antiguo hogar. Y esto resulta en una tristeza alarmante que puede provocar depresión en el gato.

Estrés y nerviosismo

 

Estos son otros dos factores desencadenantes que podrías notar si tu gato tiene depresión. Cuando vive en un ambiente conflictivo, ruidoso, con gente impaciente, tu gato se sentirá estresado y nervioso.

Pérdida de alguien querido

 

Igualmente, la muerte de un ser querido también es un detonante depresivo, sobre todo si hubo mucho intercambio de afecto y atención entre el gato y su humano.
Te puede interesar: ¿Convivencia entre un perro y un gato adoptado?

Falta de atención

 

La falta de atención también hace que tu mascota se sienta mal. Por eso, al adoptar un gato, recuerda siempre que tu minino también necesita todos los cuidados necesarios para sobrevivir. Además, mucho amor, cariño y atención.

Tratamiento para un gato con depresión

 

Con la ayuda de un veterinario, es posible que puedas revertir la condición depresiva de tu gato. En algunos casos, el amor y la atención no son suficientes. Existen medicamentos alopáticos y homeopáticos por los que puedes consultar a tu veterinario, si tu gato tiene depresión.
Otra gran ayuda, puede ser adoptar otro gato, ya que esto puede beneficiar al gato deprimido, porque ambos compartirán el mismo espacio, evitando así momentos de soledad y profunda tristeza.

Cómo prevenir la depresión felina

 

La depresión felina es una enfermedad relativa, que depende mucho del comportamiento y las condiciones que el humano le dé a su gato. La calma, la atención y un ambiente cariñoso, que además satisfaga las necesidades físicas de la mascota, son acciones preventivas en el desarrollo de esta enfermedad.
Te puede interesar: Las mejores marcas de alimento para gatos
Por último, debes saber que si tu gato tiene depresión, debes prestarle atención y siempre apoyarte en el concepto de un veterinario o etólogo(especialista en el comportamiento animal), que te de una guía para ayudar a tu amigo felino a salir de la enfermedad.
Si te gustó este blog, compártelo y síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

¿Por qué tu gato rocía? ¡Aquí te damos 5 razones!

Muchos padres de mascota en Colombia se preguntan: ¿Por qué mi gato orina fuera de su caja de arena? Si ese es tu caso ¡Sigueleyendo! Estás en el lugar indicado, aquí en Universo Mascotas, te diremos las 5 razones más frecuentes por las que tu gato rocía.

Te puede interesar: ¿Cuántas veces debe comer un gato durante el día?

Tu gato rocía porque quiere comunicarte algo

 

Los gatos son criaturas muy limpias y cuidadosas, por lo que si tu mascota ha comenzado a rociar en algún lugar alejado de su lugar habitual, como: contra una pared, puerta, muebles o en otra superficie vertical, es posible que esté tratando de comunicarte algo.

Los rocíos conorina se da en gatos machos y hembras, incluso si tu gato ha sido esterilizado o castrado (lo que puede prevenirlas influencias hormonales y puede mantenerlo más saludable), a veces puede mostrar un comportamiento de rociado.

Sin embargo, aunque hay varias razones por las que tu gato ocasionalmente puede rociar ¡Es muy desagradable cuando sucede!

Comprender la causa del rocío con orina en gatos, es el primer paso para limitarla. Entonces, para ayudarte, a continuación enumeramos algunas causas comunes del rocío inesperado en gatos.

5 causas por las que un gato rocía con orina

 

1. Enfermedad

 

Si su gato parece estar jugando accidentalmente o ha cambiado repentinamente su comportamiento, es una buena idea verificar que no haya nada malo en su salud. A veces, cuando un gato rocía con orina, puede deberse a una condición médica o de salud subyacente, como: la cistitis.

Te puede interesar: ¿Cómo saber cuál es el peso ideal de un gato?

Por otro lado, la artritis o la edad también pueden generar malestar y hacer que tu gato rocíe u orine fuera de la caja de arena. Así que, si notas algo inusual, es importante que el veterinario revise a tu amigo felino para descartar cualquier problema médico.

2. Preferencias de la caja de arena para gatos

 

Otra causa del rocío con orina en gatos, es que a tu gato no le guste o tenga problemas con su caja de arena. Por lo que, debes intentar comprender si este podría ser su caso. Pregúntate lo siguiente:

¿La caja de arena está lo suficientemente limpia?

 

Los gatos son criaturas muy limpias. Entonces, si su caja de arena no está tan limpia como les gusta, es posible que no la usen.

¿La caja de arena es accesible para tu gato?

 

Los gatos necesitan un acceso fácil a su caja de arena en todo momento, y no se limitarán, si necesitan ir al baño y no pueden entrar, lo harán en otro lugar.

Te puede interesar: Enfermedades nutricionales en gatos: ¿Cuáles son y cómo tratarlas?

¿Está la caja de arena demasiado alta?

 

Si la caja de arena de tu gato es muy alta, podría dificultar el acceso de su mascota, especialmente si tienes un gato mayor.

¿Has probado otro tipo de arena?

 

¡A veces, la respuesta es tan simple como las preferencias de tu gato! Es posible que no le guste la arena sanitaria que has elegido, así que intenta usar un tipo diferente para animarlo a usar la caja de arena.

3. Cajas de arena limitadas

 

¿Cuántas cajas de arena tienes en tu casa? Si tienes varios gatos ¡Es posible que no tengas suficientes! Es mejor tener una caja de arena más que la cantidad de gatos que tienes.Si uno de tus gatos es un poco tímido, asegúrate de que tenga fácil acceso a su propia caja de arena. Debe ser un lugar tranquilo y apartado donde no lo interrumpan.

4. Estrés o infelicidad

 

Como a muchos humanos, a los gatos también les gusta sentirse a cargo. Si no se sienten completamente felices o si enfrentan estrés o ansiedad, esto puede hacer que tu gato rocíe.


Te puede interesar: Estos son los alimentos que NO se le deben dar a un gato ¡Conócelos!

De hecho, el acto de rociar con orina hace sentir más seguros a los gatos. Entonces, a veces, esto puede deberse a un cambio en la rutina o el estilo de vida de tu gato: ¡Tu amigo felino es una criatura de hábitos y no le gustan los cambios!Si crees que el estrés podría ser la causa, intenta identificar qué es lo que hace que tu gato se sienta infeliz. Por ejemplo, puede haber un gato vecino que da miedo fuera de la ventana, por lo que cerrar las persianas o las ventanas evitarás que tu gato se sienta intimidado. O es posible que tu gato también se sienta solo, por lo que se beneficiaría de jugar en un momento al día, y así brindarle mucho amor y afecto.

5. Hábitos aromáticos

 

Si tu gato tiene un lugar favorito para rociar, el olor podría atraerlo nuevamente para un segundo rocío. Así que para eliminar esta mala conducta, debes limpiar el área donde tu gato rocío con orina con jabón y agua, o algún quitamanchas de orina y quita olores recomendado como Natures Miracle No Más Marcas Gatos.Si te gustó este blog, compártelo y síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

Lenguaje corporal en gatos: ¿sabes qué te quiere decir tu minino?

Conocer y entender a nuestras mascotas puede llegar a ser una tarea sensitiva que tome algo de tiempo. Es por esto que es necesario conocer los detalles del lenguaje corporal en gatos para empezar a entender los mensajes que te quiere hacer llegar tu amigo peludo. Aquí te explicamos todo…

 

El lenguaje corporal es una forma natural y específica de comunicación.

¿Qué es el lenguaje corporal en gatos?

Este tipo de lenguaje consiste en movimientos corporales que expresan de cierta manera lo que tu gato quiere que comprendas. El lenguaje corporal es una forma natural y específica de comunicación, frente a las necesidades y emociones de cada gato. Por ello, al entenderlo sabremos más fácilmente qué quiere y siente nuestro gato en diferentes situaciones.

Te puede interesar:Mitos sobre los comportamientos de los gatos.

Significados de las poses y movimientos de los gatosAhora, estos son los movimientos corporales más frecuentes en el lenguaje de los gatos con su significado:

https://www.youtube.com/watch?v=ni6DlE7j0sM

  • Estiran la cabeza: Está buscando las manos, quiere un poco de afecto. Lo que representa confianza.
  • Movimiento de las orejas: Inclinación hacia adelante, relajación; orejas hacia abajo, agresividad; totalmente encogidas, miedo o agresión.
  • Movimiento de los bigotes: Plegados a los lados, tranquilidad; bigotes extendidos, interés y curiosidad; se van hacia al frente al nivel de la boca, cacería; finalmente, cuando están totalmente plegados hacia sus mejillas, miedo, irritación o enfermedad.
  • Cuerpo arqueado hacia atrás: Cuando el felino se arquea y se eriza frente a otros gatos, está haciendo una invitación para jugar, pero si se trata de este movimiento en gatos adultos está diciendo que quiere estar sólo, especialmente si está acompañado de un rugido.
  • Masajeo con las garras: Este comportamiento resulta placentero para los felinos, aunque se desconoce su significado.
  • Frotarse contra las piernas: Es un comportamiento bastante común entre los gatos. Mientras el gato hace este movimiento está impregnando de feromonas que tiene en glándulas de su cara, para que los miembros del hogar tengan un olor colectivo. Algunas veces lo hacen solo para llamar la atención.
  • Movimientos de las patas: Doblar las patas delanteras, evadir una pelea; patas totalmente estiradas, seguridad; doblar las patas traseras, indecisión o incluso timidez.
  • Cola erguida completamente: Es un gato muy feliz. Entre más disminuye la altura de la cola, el estado de ánimo del felino disminuye.
  • Cola con movimientos lentos: Es un felino concentrado.
  • Cola moviéndose de lado a lado: Es un gato poco feliz, está molesto y afilando sus uñas y dientes para morder o rasguñar.
  • Cola erguida con una pequeña ondulación en la punta: Es un gato curioso e interesado en algo específico.
  • Cola esponjada y medio ondulada: Es un felino que está defendiendo su territorio, preparado para cualquier ataque.
  • Cola disminuida y sin movimiento: Tal vez sea un felino enojado y con pocas ganas de socializar.

Con esto esperamos que la comunicación con gatos fluya más sencilla y que aprendas a identificar todo lo que ellos pueden expresarte a través de sus posturas. Comparte la información y hagamos de este un mundo más preparado para nuestros peludos.

Las 3 enfermedades graves que puede tener tu gato

Uno de los temores más grandes de los dueños de gatitos es que su mascota vaya a enfermar. Si, puede ser que sea algo inevitable, pero, si bien no podemos evitar la enfermedad, al menos se debe saber tratar, por lo que es importante detectar las 3 enfermedades graves que pude tener tu gato para así llevarlo con su médico veterinario y darle seguimiento hasta que sane.

 

El virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF) es común entre gatos no castrados y que salen constantemente de casa.

¿Cuáles son las 3 enfermedades graves que puede tener tu gato?

Leucemia Felina:

 

Esta es una de las más comunes enfermedades graves que puede tener tu gato, es considerada como pandemia debido al incremento drástico de gatos infectados alrededor del mundo.
Es transmitida principalmente por mordeduras de gatos infectados y afecta a los felinos en cualquier etapa de vida.
Es más común en gatos machos y más aún cuando salen a la calle frecuentemente y no cuentan con las vacunas para protegerlo. Algunos de sus síntomas son:

· Mucosas de la boca, párpados e interiores de las orejas amarillas y en casos avanzados en toda la piel debido a la falta de oxígeno en tejido

· Respiración agitada

· Debilidad y confusión

· Fiebre aguda

· Pérdida de peso

La única forma de evitar esta infección tan común en gatos es combatir las pulgas. Te recomendamos preguntar a tu veterinario por Attack Gatos que eliminará las pulgas entre 12 y 24 horas después de la aplicación.

Te puede interesar:Cáncer en los gatos:¿Cómo identificarlo?

Inmunodeficiencia felina

 

El virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF) es común entre gatos no castrados y que salen constantemente de casa. Estos suelen ser más agresivos, por lo que constantemente están involucrados en peleas donde un solo rasguño puede llevar al contagio.

También puede ser transmitido al compartir bebederos, comederos o juguetes. Entre los síntomas más comunes de la enfermedad se encuentran:

 

en este tipo de enfermedades, no está de más llevarlo a un chequeo general.

· Fiebre

· Pérdida de apetito

· Gingivitis

· Diarrea persistente

· Pérdida de peso entre otros.

Esta enfermedad es equivalente al Sida Humano, donde el sistema inmunológico no es capaz de defender el cuerpo de ningún tipo de virus o bacteria dejándolo completamente expuesto.

Insuficiencia Renal Felina

 

Esta enfermedad es una de las principales causantes de muerte en felinos. Esta enfermedad renal crónica en y gatos se caracterizan por la pérdida irreversible de las funciones de los riñones, es muy difícil de diagnosticar dado que los órganos siguen funcionando normalmente, incluso tras la pérdida de un hasta 85% del tejido y de su capacidad de funcionamiento sin presentar algún síntoma clínico.

Sin embargo, es posible identificarla a partir de los siguientes síntomas:

· Aumento de consumo de agua y aumento en segregaciones de orín. Esto se debe a la disminución en la capacidad de concentrar la orina

· Pérdida de hábitos de aseo si el felino se deja de acicalar es señal de alerta

· Vaciar involuntariamente la vejiga mientras están dormidos.

· Disminución del apetito o anorexia -Vómitos -Depresión Úlceras mucosas, en casos avanzados. -Pérdidas de peso.

Síntomas de un gato enfermo

 

En ocasiones es difícil detectar cuando tu minino se encuentra enfermo, pero, por lo general presentan:

· Fatiga

· Irritabilidad

· Perdida del apetito

En conjunto con los síntomas propios de cada enfermedad.

https://www.youtube.com/watch?v=58jrYfR-284

Para evitar este tipo de condición en tu minino es importante que:

· Lo vacunes a tiempo y cumple con el calendario. Las vacunas estimulan sus defensas ayudándolo a luchar contra la aparición de cualquier enfermedad.

· No permitas que tu gato lleve una vida tan libertina. Enséñalo desde pequeño a estar en casa para evitar así la infección a partir del contacto con gatos que no cuentan con las vacunas adecuadas.

· El método preventivo más efectivo es la esterilización, de esta forma se reducirá su instinto de salir o reproducirse y a pelear por un hembra y contraer enfermedades como las mencionadas.

¿Cómo un gato adquiere o desarrolla las distintas enfermedades?

Tu minino puede desarrollar las distintas enfermedades por varios factores:

· Ambientales: Que el lugar donde juega o se desenvuelve tenga gérmenes o bacterias que puedan acceder a su organismo.

· Nutricionales: que tienen que ver con la mala alimentación del felino.

· Infecciosas: Cuando tu gato las adquiere de algún otro felino con el que tiene contacto.

Las enfermedades pueden estar a la orden del día. Lo importante es saberlas detectar a tiempo y llevar a nuestro gatito al veterinario de inmediato para que la situación no se agrave.

¿Cómo evitar que tu gato tenga enfermedades?

Puedes iniciar por los cuidados básicos de un gato como:

· Cuidar que lleve una sana alimentación

· Tener una buena higiene y mantener en buenas condiciones el lugar donde come y duerme

· Mantenerte al tanto de qué gatos lo frecuentan y si en algún momento llegan a herirlo

Pero sobre todo en este tipo de enfermedades, no está de más llevarlo a un chequeo general al menos una vez al año para que tu veterinario te indique el estado de salud general de tu minino.

Mi gato come demasiado, es un glotón ¿Qué hago?

¿Tu gato come demasiado y consideras que algo malo pasa con él? Presta atención a la ansiedad, una afectación emocional que generalmente está desencadenando un apetito desenfrenado en nuestros peludos. Todo lo que tienes que saber sobre la ansiedad, como causa de un exceso de comida en tu gato te lo contamos ahora.

 

Los problemas de ansiedad son más frecuentes cuando se presentan cambios de ambiente.

¿Por qué el gato puede comer demasiado?

 

Como te comentamos la ansiedad es una de las principales causas de que tu gato coma demasiado. La ansiedad felina es un problema en nuestros gatos que puede pasar desapercibido y algunas señales de la enfermedad son evidentes solo cuando nuestras mascotas están en la etapa más crítica.

Los problemas de ansiedad son más frecuentes cuando se presentan cambios de ambiente, ya sea un cambio de casa, la llegada de un nuevo miembro en la familia, etc. Esto lleva al gato a sentirse más expuesto a todo lo que sucede en el hogar por lo que desahoga estas emociones comiendo.

Ansiedad en gatos

 

Ahora te preguntarás, ¿Cómo identificar que mi gato está ansioso? La ansiedad felina presenta una serie de señales adicionales o diferentes al exceso de apetito que debemos identificar. Algunas son:

· Estreñimiento.
 

· Sudoración en las patas.

· Taquicardia.
 

· Exceso de apetito.

· Pérdida de apetito.

Cómo evitar la ansiedad en gatos

 

Pero ¿Cómo evitar que mi gato se sienta ansioso por la comida? Debes saber que los gatos sedentarios son más vulnerables a desarrollar ansiedad, especialmente, cuando comen y no queman la energía de los alimentos ingeridos.

Te puede interesar: Juegos para gatos: divertidos y estimulantes.

 

Recuerda establecer rutinas saludables con ejercicios, juego, horarios de comida.

Algunos casos de obesidad y ansiedad también pueden ser producto de la competencia por la comida, esto es frecuente en lugares como criaderos y casas de paso.
Otra situación preocupante es la voracidad cuando nuestros gatos se alimentan, sin tan siquiera masticar las croquetas. Esta costumbre de puede traerles grandes problemas nutricionales, por lo que se deben seguir algunas recomendaciones para reducir la voracidad de nuestros gatos, tanto en cantidad de alimento como en la velocidad con que la ingieren.

En el mercado existen productos como los comederos que hacen que los gatos coman en un tiempo prudente. Se trata de platos con protuberancias y algunos tipos de compartimentos como en formas de laberintos que los obligan a comer más lento al tener que acceder a cada porción de alimento distribuido a lo largo del plato.

Recuerda establecer rutinas saludables con ejercicios, juego, horarios de comida y mucho afecto para que tu gato reduzca el deseo de estar comiendo a toda hora sin mesura. Al igual que en nosotros, la ansiedad se puede distraer con muchas actividades interesantes que mantengan nuestra mente ocupada.

Top 5 de enfermedades que transmiten los gatos a las personas

Existe mucha información sobre las enfermedades que transmiten los gatos a las personas y en qué condiciones, sin embargo no siempre esta información es cierta. Aquí te explicamos las tres enfermedades más comunes transmitidas de felino a humano.

 

Ante cualquier síntoma de alguna de estas enfermedades debes acudir a tu médico de inmediato.

Enfermedades que transmiten los gatos a las personas

 

A continuación te presentamos las enfermedades que pueden ser transmmitidas de tu minino a ti:


Toxoplasmosis: Esta es quizás la enfermedad más temida por la mayoría de personas en cuanto a su relación con los gatos. El parásito Toxoplasma gondii’, que afecta a todas las especies de sangre caliente y llega a los gatos a través de aguas contaminadas o carnes crudas o mal cocidas.
Es muy conocido por el mito que es transmitido con tan solo el contacto físico con un gato infectado. Sin embargo esto es falso. Para infectarse con esta enfermedad se debe ingerir accidentalmente las heces de un gato infectado únicamente. Es la única forma de transmisión de gato a humanos.

La toxoplasmosis en personas se presenta de las siguientes formas:
· En personas con sistemas inmunológicos débiles se presenta de forma parecida a una gripa.· En personas inmunodeprimidas, es decir portadores de Sida, o con tratamientos de quimioterapia, se presenta de formas grave e incluso mortal a través de la neumonía y miocarditis· En mujeres embarazadas la infección puede causar abortos y malformaciones en el feto.

 

Las mascotas deben iniciar su esquema de vacunación contra la rabia a los tres meses de nacidos.

La gravedad de daños que pueda causar la infección en embarazadas varía dependiendo del tiempo de gestación del feto. Es más peligroso si la enfermedad se contrae durante el primer semestre de gestación.


Rabia:La rabia es una enfermedad transmitida al ser humano por animales, causada por un virus que afecta a animales domésticos y salvajes, ésta se contagia a las personas por medio del contacto de la saliva, mordeduras o arañazos.
¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad? El periodo de incubación de la rabia es variado, puede ser de 1 a 3 meses u oscilar entre menos de una semana y más de un año.


Te puede interesar:Las 3 enfermedades graves que puede tener tu gato

Las primeras reacciones del virus son:

· Fiebre

· Picor e irritación en la herida.

· Hiperactividad

· Excitación

· Músculos paralizados

· Inflamación de la médula espinal y el cerebro.

· Paro respiratorio.

 

La rabia es una enfermedad transmitida al ser humano por animales.

La rabia se puede prevenir por medio de la vacunación, para reducir el número de contagios de rabia humana, la OMS promueve la vacunación de perros para erradicar el virus, y así mismo el posible contagio a los humanos.


Las mascotas deben iniciar su esquema de vacunación contra la rabia a los tres meses de nacidos y continuar con el refuerzo anual para prevenir brotes de la enfermedad en humanos.

Arañazo del gato: Un gato sin desparasitación vigente, puede contagiarte de la bacteria Bartonella, responsables de la enfermedad del ‘arañazo de gato’ que afecta principalmente a los humanos. La forma más común de contagio es a través de pulgas infectadas, arañazos o mordeduras. También puede transmitirse a través de la saliva y residuos mucosos de un gato. Puedes detectar esta enfermedad si presentas:


· Protuberancias o lesiones en la piel

· Fiebre

· Dolor de cabeza

· Fatiga

· Inflamación de los ganglios linfáticos cerca de la mordedura o el arañazo

· Malestar general

Recuerda que, ante cualquier síntoma de alguna de estas enfermedades debes acudir a tu médico de inmediato.

¿Por qué mi gato es agresivo y cómo puedo calmarlo?

Algunos gatos tienden a tener un comportamiento bastante agresivo con las personas sobretodo sin son desconocidos para ellos. Es importante corregir estos comportamientos para evitar heridas o transmisión de enfermedades. Por ello, si tu gato es agresivo o conoces a alguien con una mascota que presenta este comportamiento, debes leer esto.

 

No todas las personas o animales van a comprender la causa de la agresividad de tu gato.

Causas por las que un gato es agresivo

 

Los gatos a pesar de ser animales que al sentirse amenazados prefieren huir, pueden atacar si es necesario causando bastaste daño y cicatriz a causa de sus afiladas uñas.

Te explicamos, resulta que la agresividad es el segundo problema de comportamiento más común en gatos y se debe principalmente a su falta de socialización desde joven. De igual forma, también se puede relacionar a un evento traumático durante su vida donde fue maltratado por un humano. Otro factor detonante es el estrés; un gato que no se siente cómodo con su entorno permanece tensionado y agresivo.

Te puede interesar:Lenguaje corporal en gatos:¿Sabes qué te quiere decir tu minino?

Por otra parte también una falta de esterilización lleva a un estado territorial que estimula la agresividad.
La agresividad de un gato y la posibilidad de un ataque se define por:

· Orejas hacía atrás.

· Siseo.

· Cuerpo encorvado.

· Cola hacía arriba y esponjada.

· Querer verse más grande e intimidante.

· Mirada directa y constante.

 

Otro factor detonante de la agresividad es el estrés.

Consecuencias de tener un gato agresivo

 

Las consecuencias van desde la frustración que tú puedes sentir hasta el peligro de enfermedades y heridas tanto en quienes son atacados como en tu propia mascota. No todas las personas o animales van a comprender la causa de la agresividad de tu gato y pueden hacerle daño para controlarlo.

¿Cómo calmar a un gato agresivo?

 

Entonces te preguntarás, ¿qué hacer?… Esto es lo que debes hacer:

· Si detectas este comportamiento en tu gato evita tocarlo y sostenerlo, a menos que se necesario para proteger niños. Aléjate hasta que se tranquilice.

· Evita el castigo después de un ataque, esto estimula la agresividad, el miedo y la ansiedad.· Si descubres que la agresividad es causa del miedo por algún factor como un perro, un sonido o persona, poco a poco ve socializándolo para vencer el miedo.

· Descarta una herida que le esté causando dolor, ya que esto puede ser un causante de una conducta de defensa.

· Juega con tu gato, un gato aburrido sin duda es un gato con mal humor.

· Evita jugar con las manos ya que el confundirá esto con una señal de juego y puede agredir a otros cuando intenten tocarlo.

Te puede interesar: Claves para detectar si tu gato tiene dolor y que hacer.

Finalmente, te recomendamos preguntar a tu veterinario por productos especializados para contrarrestar estos comportamientos, tales como Las esencias florales de Bach para la ansiedad. De igual forma intenta moderar su comportamiento con productos de fórmula recomendada para gatos expuestos a ambientes con factores estresantes incrementados.

Enfermedades nutricionales en gatos: ¿Cuáles son y cómo tratarlas?

¿Has escuchado que eres lo que comes?, pues bien, esto también aplica a nuestros queridos peludos. De no alimentarlos correctamente, las enfermedades nutricionales en gatos no se harán esperar y terminarán afectando su bienestar, acortando así su tiempo de vida. Mira cuáles son estas enfermedades, sus consecuencias y la manera de tratarlas en que caso que ya existan en tu felino.

 

Una dieta que no cubra sus necesidades termina dañando su sistema digestivo

Consecuencias de una mala alimentación en los gatos

La mala alimentación puede ser altamente peligrosa para el bienestar de nuestros gatos y se evidenciar físicamente de la siguiente manera:

Los gatos cachorros necesitarán de mayor cantidad de calcio para su desarrollo y crecimiento óseo. Con este también les ayudas a prevenir complicaciones de enfermedades altamente peligrosas como: La Toxoplasmosis o la tuberculosis.

Y sin importar la edad de tu peludo, una dieta que no cubra sus necesidades termina dañando su sistema digestivo, defensas, hígado, riñón y desarrollando alergias.

Enfermedades nutricionales en gatos por mala alimentación

 

Las enfermedades más comunes producidas por la mala alimentación de nuestros felinos son:

Alergia: Producida por proteínas y ácidos grasos en los alimentos que generan una respuesta inmune en el cuerpo de nuestras mascotas. Si tu gato desarrolla alguna reacción alérgica la mejor opción es supervisar la dieta con un Médico Veterinario.

 

Los gatos cachorros necesitarán de mayor cantidad de calcio para su desarrollo y crecimiento óseo.

Gastritis aguda: Se debe a alergias crónicas a los alimentos y parásitos, producidos por alimentos vencidos y en malas condiciones. También puede deberse al consumo excesivo de grasas y sobras de comida casera o restos de la basura.
Obstrucción e inflamación del esófago: Como resultado de las astillas de huesos de carne y pollo que se quedan en el esófago, se produce una inflamación que dificulta que tu peludo coma cómodamente y en ocasiones puede producir asfixia.
Diarrea: Es una reacción provocada por comer alimentos descompuestos o por cambios bruscos de este. Se recomienda mantener el estándar de calidad en los alimentos, preferiblemente eligiendo el tipo Premium y Súper Premium.

¿Cómo tratar a un gato con enfermedades nutricionales?

 

En casos de alerta se recomienda recurrir al veterinario para identificar la enfermedad nutricional que afecta a tu gato. En cualquiera de los casos, además de un tratamiento para la enfermedad identificada, te recomendará a un alimento específico que no empeore su situación y le brinde finalmente a tu peludo la dieta balanceada que necesita.

Te puede interesar: ¿Cada cuánto debo alimentar a mi gato?

Recuerda que siempre es mejor dar una dieta balanceada a tu gato antes de tener que incurrir en los costos, tiempo y angustia que significa tenerlos enfermos. Provéele la cantidad de alimento recomendada para su edad y peso, y deja en su comedero agua limpia y renovada siempre.